Probadores

Dar la posibilidad a sus clientes de probarse las prendas es garantizar la satisfacción en la compra. El probador debe reunir unas condiciones mínimas de espacio, orden, intimidad y confortabilidad, para que la experiencia de sus clientes sea positiva. Esa experiencia predispone a un estado de ánimo en el que la compra es el siguiente paso natur...

Dar la posibilidad a sus clientes de probarse las prendas es garantizar la satisfacción en la compra. El probador debe reunir unas condiciones mínimas de espacio, orden, intimidad y confortabilidad, para que la experiencia de sus clientes sea positiva. Esa experiencia predispone a un estado de ánimo en el que la compra es el siguiente paso natural, facilitando enormemente la labor de venta.Las medidas de todos nuestros probadores son de 1mx1m y no precisan de cadena de sujeción a techo. Los acabados pueden ser: blanco, negro o plata.Ideales para pequeños espacios.

En las tiendas de confección es imprescindible destinar un espacio para los probadores. Con la rentabilidad del espacio se opta por probadores pequeños pero con las medidas necesarias para que el cliente pueda probarse la ropa con comodidad. Los probadores directos a pared son resistentes y de medidas necesarias para ello. Son de instalación rápida y de presupuesto económico. Ofrecemos los probadores en diferentes formas para adaptarnos a todos los espacios. También en diversos colores para integrarse en todas las decoraciones.

A estos probadores se les ha de incorporar la cortina que para no empequeñecer la tienda, si no se usa, se puede mantener abierta. Esto ha hecho decantar a muchos clientes a su instalación. Fabricados en acero y acabado epoxi para mayor durabilidad.

Más »
por página
¡Producto añadido correctamente para comparar!